DESTACAMOS

« Atrás

El IVIA lidera un estudio que esclarece el origen de las poblaciones invasoras de Trioza erytreae en la Península Ibérica utilizando marcadores microsatélites y DNA mitocondrial

El IVIA lidera un estudio que esclarece el origen de las poblaciones invasoras de Trioza erytreae en la Península Ibérica utilizando marcadores microsatélites y DNA mitocondrial

En el artículo científico liderado por investigadores del IVIA y recién publicado en Scientific Reports (2021: 11:18651; https://doi.org/10.1038/s41598-021-97824-0) se presentan los últimos avances sobre la estructura genética de las poblaciones del psílido africano de los cítricos Trioza erytreae. Este psílido es una de las principales amenazas para la industria de los cítricos al ser vector de la enfermedad incurable conocida como huanglongbing (HLB) o enverdecimiento de los cítricos.  El psílido invadió el noroeste de la Península Ibérica hace 6 años. La invasión ha puesto en alerta a los citricultores de la cuenca mediterránea, la mayor zona productora de cítricos de Europa, que todavía está libre de HLB.

Antes de este estudio, no se había realizado ninguna investigación sobre la diversidad genética de las poblaciones de T. erytreae que han invadido la Península Ibérica y los archipiélagos de la Macaronesia (Madeira y la Islas Canarias). En este trabajo, combinando marcadores microsatélites y DNA mitocondrial se caracterizó la diversidad genética, estructura y relación materna de las poblaciones invasoras de T. erytreae y se compararon con poblaciones de África.

Los resultados sugieren que los brotes de T. erytreae en la Península Ibérica pueden haber derivado de las Islas Canarias. Además, las poblaciones de T. erytreae presentes en toda la zona macaronesica y posteriormente en la Península Ibérica, probablemente provengan del sur de África. La inferencia del origen y las rutas de colonización de las poblaciones invasoras de T. erytreae en Europa es fundamental para el diseño e implementación de estrategias de manejo precisas contra esta plaga devastadora. Los resultados presentados en este trabajo van a ser claves para rastrear la propagación de esta plaga fuera de África, su lugar de origen.